MINILIPO DE PAPADA

Es una técnica mínimamente invasiva para extraer grasa localizada de la papada y el tercio inferior del rostro. La ventaja de este tratamiento es que el paciente no pasa por quirófano ya que realiza en el consultorio bajo normas de antisepsia, bajo anestesia local y por lo tanto puede retomar sus actividades cotidianas después del procedimiento. El procedimiento se lleva acabo realizando pequeñas incisiones en la piel y se extrae grasa usando una cánula que se conecta con una jeringa, la cual produce el vacío necesario para succionar el tejido adiposo.